La no tan bonita historia de Sega (I)

Como seguero que soy, siempre he querido escribir sobre la historia de Sega, compañía que por una parte dio bastantes alegrías, pero por otra penas. Podría empezar desde sus inicios como creadora y exportadora de máquinas recreativas hace décadas, pero no voy a seguir con el orden cronológico establecido. Comenzaré por lo feo, lo oscuro, la época en la que el imperio del erizo se desmoronó estrepitosamente tras haber maltratado a sus fieles durante años. Si lo hago de esta manera es porque quiero terminar los 3 o 4 textos que tengo en mente de manera feliz, con una 16-bits llamada Mega Drive luchando contra su enemiga Super Nintendo, en tiempos en los que podías ser azul o rojo sin tener connotaciones políticas, pero en los que igualmente se desencadenaban terribles conflictos sociales (peleas en el recreo, vamos). Claro que si tu padre se apellidaba Millonetis, siempre podías poseer ese Ferrari llamado Neo-Geo… pero es que Neo-Geo era tan cara que ni siquiera consiguió hacer un poquito de sombra a Super Nintendo y Mega Drive.

Queridos amigos, en este tochito hablo de la historia de una consola que, como otras de su misma compañía, mereció mejor suerte y unos padres menos hijos de puta; pero desgraciadamente, tal y como rezaba el título de la película Una serie de catastróficas desdichas, Sega Saturn tuvo una vida muy accidentada, he aquí un análisis sobre las causas de su jodida vida.

Seguir leyendo “La no tan bonita historia de Sega (I)”

Anuncios
La no tan bonita historia de Sega (I)