La saga Final Fantasy (I-IX y extras) 4 (Retro).

Echando la vista atrás, durante el período en el que se enmarcan los 9 primeros títulos que hemos analizado, podemos ver que Final Fantasy no ha sido una serie “cerrada”, sino que ha tenido varios títulos que iban más allá de los juegos “principales” y que empezaron a mostrar las ansias que tenía Squaresoft por exprimir la gallina de los huevos de oro. Algunos podrían guardar ciertas características de la saga original, pero otros muchos se desmarcaron por completo de su semantismo inicial, llegando por ejemplo al género de la velocidad. En ellos nos vamos a centrar hoy.

Chocobo’s dungeon y Chocobo’s Dungeon 2 (PlayStation)

Si a algo (es más, yo diría “alguien”) hay que destacar entre el compendio de títulos que voy a destacar, sin duda alguna es a la figura del chocobo. Tratado como elemento cute en la mayoría de los títulos en los que es protagonista, sin duda ocupa una parcela bastante grande de los spin-offs de Squaresoft. Quizás su mini-saga más importante sea Chocobo’s Dungeon, en la cual manejamos a un chocobo a traves de las mazmorras que se encuentran en un poblacho. Sin llegar a ser un Action-RPG, los enemigos con los que luchamos están visibles desde la pantalla principal, a la  vez que contamos con la presencia del  ATB System. Aparte, podemos ver algunas de las magias e invocaciones típicas de Final Fantasy para ayudarnos.

Chocobo Racing (PlayStation)

Chocobo Racing nació para intentar rellenar el hueco de títulos de temática “Mario Kart” existente en PlayStation, para ello, sobre decir que recurría a personajes sacados de la mitología de Final Fantasy como al susodicho Chocobo y a otros como un mago negro, Cloud o Bahamut. Lo cierto es que el resultado obtenido es bastante chustero, y queda MUY por detrás del “mejor Mario Kart” de todos los tiempos: Crash Team Racing, quien también saldría para la difunta y gloriosa 32-bits de Sony.

Chocobo World (PlayStation/PocketStation)

Chocobo World, más que un título en sí era un mini-juego de la PocketStation, cachivache japonés del estilo de la Visual Memory de Dreamcast. La única manera de poder jugar con él era poseyendo tanto la tarjeta de memoria como Final Fantasy VIII.   Dentro del mismo recorríamos un mundo minimalista a más no poder en el que hasta podíamos luchar con un sistema de combate con influencias del ATB System.

Se especuló con una posible salida en Europa del aparatejo, pero al final nos quedamos con las ganas. Si os pica el gusanillo, hay una versión emulada del juego en Internet.

Chocobo Dice (PlayStation)

Esta obra, al igual que Chocobo Racing, se aleja completamente de los cánones marcados por los Final Fantasy. Al igual que en un Mario Party cualquiera, Chocobo Dice no es más que un juego de tablero llevado a la pantalla. Sobra decir que guarda similitudes e influencias varias de la serie principal, pero no supone gran cosa. Como es normal, este CD no salió de tierras niponas.

Chocobo Stallion (PlayStation)

Este jueguico, nuevo intento de explotar el tirón de los pollos XXL, suponía la evolución del entramado compuesto por  las carreras y la cría de chocobos de Final Fantasy VII. Solo para muy fans.

Final Fantasy Tactics (PlayStation)

Si hay alguna serie que haya destacado sobremanera entre los diferentes sub-productos de Final Fantasy, sin duda alguna ésa es Tactics. En su début como saga independiente se nos propuso formar parte de Ivalice, lugar en guerra en el cual encarnamos el papel de Ramza y donde disfrutaremos de una historia bastante más “adulta” que las de sus supuestos hermanos mayores. Squaresoft nos propuso un tactical RPG profundo, interesante y complicado y que es capaz de plantar cara sin problemas a los mejores títulos de la saga original a la vez que bebe de sus fuentes (por poner un simple ejemplo, cuenta con un sistema de “trabajos” bastante interesante).

Final Fantasy Mystic Quest (Super Nintendo)

Final Fantasy Mystic Quest es la ejemplificación más clara de por qué Square fue cobarde durante años a la hora de proporcionarnos sus JRPGs. Lejos de políticas como la de SEGA (Shining Force, Phantasy Star…), quien brindaba RPGs de calidad a los mercados europeo y norteamericano, Square, aparte de traer sólo algunos de sus títulos (y con ello no me estoy refiriendo solo a Final Fantasy), tuvo el complejo durante años de que el jugador occidental no estaba preparado para los juegos de esta temática. La cagaron con Final Fantasy IV y la cagaron con Mystic Quest. Entendido como spin-off baratuno, este título hacía las veces de inútil caballo de Troya en occidente, ya que sus intenciones no eran otras que las de traer un RPG facilón y que eliminaba muchísimos elementos de la saga madre, dejando su denominación como mero reclamo publicitario. Lo curioso del tema es que posteriormente se lanzó una versión japonesa donde se añadieron elementos y la dificultad subía. ¿Soy el único al que todo esto le resulta demasiado gilipollesco?

Final Fantasy Adventure (Game Boy)

Nombrado en Japón como Seiken Densetsu: Final Fantasy Gaiden, este spin-off de Final Fantasy supuso el primero de los posteriores Seiken Densetsu/Mana, otros de los puntales de Squaresoft. No sirviendo como simple sacacuartos, este cartucho se desmarca de lo que cabría esperar en un Final Fantasy. Si bien podemos encontrar  algunos elementos ya vistos como los moguris, este título se acerca mucho más a la concepción que tenemos de los Action-RPG, alejándose de las batallas por turnos y bebiendo más que descaradamente de los Zelda de Nintendo. Lo cierto es que el conjunto quedó bastante apañado y merece la pena echarse unas partiditas con él.

Ergheiz (PlayStation)

Como juego paquetazo que es, Ergheiz fue un título que pasó con más pena que gloria por el mundillo del beat ‘em up. Muchos años antes de la aparición de Dissidia, Squaresoft creó este juego de lucha, contando entre el plantel de luchadores con bastantes personajes de Final Fantasy VII como principal reclamo. Ergheiz no deja de ser un beat ‘em up del montón que se vio ampliamente sobrepasado por sus coetáneos, o dicho de otro modo: era un jueguecillo al que se podían echar unas partiditas, pero que si no llega a tener a Cloud, Sefirot y las tetas de Tifa, hubiera pasado mucho más desapercibido entre la escena. Como relleno, también poseía una especie de modo “dungeon”, lo cual ya se había visto antes en otro beat ‘em up como es el feote pero pasable Tobal  No.1.

***Nota: He decido suprimir a los Final Fantasy Legend de Game Boy de esta selección por la sencilla razón de que realmente pertenecen a la  serie SaGa, siendo renombrados para tener más tirón y rascar unas perrillas.

Fuentes: He acabado hasta los cojones de tanto chocobo. Aparte, agradezco enormemente la existencia de esta página de FFmaniacs, que uno con el juego de mesa en japonés no se enteraba de na’ de na’.

Entrada publicada originalmente el día 19-04-2011 en No Más Hype.

Anuncios
La saga Final Fantasy (I-IX y extras) 4 (Retro).

2 comentarios en “La saga Final Fantasy (I-IX y extras) 4 (Retro).

  1. Has dicho Chocobo Racing? Posiblemente el mejor juego de “coches” nunca visto. Coincido al 100% que esta serie de entradas son la caña…sobre todo para los amantes de esta saga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s