Flow (Jenova Chen)

Uno de los juegos que más reputación ha conseguido en el salto del freewarismo a las plataformas de distribución digital actuales es flow, una obra que nos envía a las profundidades marinas.

Jenova Chen, uno de los creadores con más reputación entre los desarrolladores independientes actuales, nos trajo hace ya algún que otro año la que para mí es su obra más conseguida, flow.

Concebido como una tesis dentro de los estudios del creador, este juego en flash consiguió pasar a ser distribuído en PS3 y PSP, aunque nosotros nos centraremos en la versión original para PC. Esta obra nos sumerge en una agradable experiencia en la cual nos ponemos en la piel de un organismo marino que debe sobrevivir y desarrollarse en su ambiente. Para acometer tal empresa, tenemos que alimentarnos de otros organismos que se encuentran a lo largo de las diferentes pantallas que iremos encontrando a nuestro paso; algunos, reconocibles por sus tonalidades anaranjadas/rojizas presentarán resistencia e incluso batalla a la muerte que se les avecina con nuestra presencia, mientras que otros no serán difíciles de abatir. No sé si Jenova Chen lo buscaba, pero con ello nos introduce en temas como el de “la supervivencia de la especie más fuerte” enmarcada en un ecosistema (representada por nosotros salvo, obviamente, en los casos en los que seamos derrotados por el enemigo), o incuso en términos más oscuro como el de “canibalismo”.

A lo largo de nuestro periplo y sobre todo en las primeras fases del juego nos encontraremos con diferentes criaturas que aparentemente tienen una forma igual o prácticamente igual a la nuestra, las cuales, al contrario de algunos enemigos declarados, no oponen resistencia a nuestros ataques. Si acabamos con dichos especímenes, nuestro avatar evolucionará de la misma manera que lo haría tras haberse alimentado con un ser de otra especie. Es por ello que el juego crea una pequeña duda en el jugador sobre lo que debería hacer y lo que no: ¿Me alimento a costa de mis iguales y gano posibilidades de supervivencia en niveles posteriores o dejo vivir a los seres de mi misma especie a la vez que dejo de ganar facultades que me pueden ayudar más adelante? La decisión de tomar un camino u otro queda en tus manos.

flow

Un pequeño punto que merece ser destacado es que no existe la posibilidad de morir en flow. La única consecuencia que tiene el haber sido atacado con éxito por nuestros enemigos es el retorno hacia la fase anterior, con lo que tendremos que buscar de nuevo el punto de entrada hacia la fase siguiente. La verdad es que es una solución enormemente simple y agradable, ya que, vale, no cabe la posibilidad de morir como pasa en casi todos los juegos ni tenemos contador de vida que dificulte nuestra tarea, pero a modo de check-point y como pequeñísima penalización, se nos plantea de nuevo el trabajo de buscar la entrada hacia la fase que acabamos de abandonar e intentar avanzar de nivel desde cero.

Técnicamente,  flow, se podría definir con una palabra: Simple, pero no por ello deja de ser un juego tremendamente conseguido. Las fases, acompañadas por unos suaves efectos fx y diferenciadas únicamente por pequeñas variaciones en la azulada tonalidad cromática que van adquiriendo los fondos (que no dejan de ser el fondo marino), nos transmiten la acertada sensación de que poco a poco, conforme vamos avanzando y el tono de los niveles  va oscureciendo, nos vamos acercando al final de nuestra pequeña aventura, aumentando a la vez el pensamiento de que nuestros objetivos a cazar van a dejar de ser seres unicelulares para encontrarnos con enemigos de mayor calibre que nos recuerdan a animales como pueden ser rayas, lo que acaba infundiéndonos algo más de respeto por nuestros contrincantes conforme pasa el tiempo.

Resumiendo, flow es pequeñamente grande, relajante, bonito y enormemente adictivo, y es que nunca viene mal sumergirnos en sus aguas de vez en cuando para saborear el potencial que Jenova Chen posee y que nos brinda de manera gratuíta.

Página oficial de Jenova Chen.
Juega a flow online aquí.
Descarga el juego desde aquí.

Artículo publicado originalmente el día 23 de Febrero de 2010 en Nuevebits.

Flow (Jenova Chen)

Entrevista a Nivel21, creadores de Rotor’scope.

Queridos hamijos, la verdad es que me duele un poquito que no existan demasiados desarrolladores de videojuegos conocidos enmarcados dentro de nuestras fronteras. Afortunadamente, cual cierta aldea gala que podíamos ver en los cómics de Goscinny y Uderzo, nos encontramos con Nivel21, un grupo relativamente joven que está empezando a despuntar dentro del sector gracias a su última creación: Rotor’scope. El Secreto de la Energía Infinita, el cual ha sido merecedor de dos premios  en sendos certámenes convocados por Microsoft y Artfutura.

Seguir leyendo “Entrevista a Nivel21, creadores de Rotor’scope.”

Entrevista a Nivel21, creadores de Rotor’scope.

La no tan bonita historia de SEGA (II)

Dejamos nuestras desventuras segueras con las diferentes causas de la muerte de Sega Saturn, las cuales fueron propiciadas por causas externas a SEGA… y también internas, por qué negarlo. Llegados a este punto, nos toca hablar de la que fue la última aventura seguera en el ámbito de las videoconsolas domésticas (si exceptuamos las recientes apariciones de MILLONES de consolas clónicas de Mega Drive que sin estar producidas por la propia SEGA, sí que cuentan con sus pertinentes licencias para poder ser distribuídas legalmente). Empecemos.

Seguir leyendo “La no tan bonita historia de SEGA (II)”

La no tan bonita historia de SEGA (II)

War and Peace (Mini-review indie)

Con este texto doy por iniciada una serie de mini-reseñas exclusivas del blog que hablarán sobre juegos retro, indie o incluso de la presente generación de consolas (los pocos que consiga catar). No pretendo crear análisis extensos ni nada por el estilo, sino difundir un poco de amor en pequeñas y livianas pastillas cuadradas de colores. No se atraganten con ellas, querid@s mí@s.

War and Peace es un sencillísimo mini-juego creado por Stéphane Bura basado en la genial saga Civilization en el que vemos la evolución de nuestra nación a la vez que luchamos contra otras enemigas.

Tan sencillo es que si ya de por sí presenta unos gráficos simples a más no poder, con una vista cenital de nuestro territorio donde  nuestras ciudades y nuestros súbditos no pasan de ser representaciones geométricas básicas, su mecánica no va mucho más allá que el elegir con una sola tecla (cualquiera del teclado salvo Esc, que sirve para salir del juego) si debemos mejorar nuestra nación con dos opciones diferentes, una que se dedica a mejorar nuestro potencial armamentístico y otra que se centra en el desarrollo de aspectos sociales, políticos, económicos, etc.

Como pequeño aliciente, cabe destacar que al igual que en sus hermanos mayores es posible finalizar el juego de varias formas diferentes, lo que le da un pequeño plus de rejugabilidad. A pesar de ello, su simple planteamiento nos conduce a partidas excesivamente breves (tampoco es que busque ser una obra que nos mantenga pegados a la pantalla horas), pero lo cierto es que como experimento cumple sus objetivos, obteniendo así un conjunto bastante apañado.

Descárgalo desde aquí.

Página oficial de Stéphane Bura.

Fuente: Indie Games.

War and Peace (Mini-review indie)

Exámenes, exámenes, exámenes.

La verdad es que el blog ahora mismo está, como se dice en muchos lugares de Andalucía: “más parao que ojú, ojú que parao está”. La razón no es otra que la llegada de mi tanda de exámenes universitarios de Febrero, los cuales por ahora creo que me están saliendo más o menos bien :).

En otro orden de las cosas, tras hablar amistosa y brevemente con mi jefe en Nuevebits, vuelvo a ser redactor por tales lares, aunque seguiré creado contenido propio para este blog, ya que muchos mini-juegos que necesiten pocas palabras para ser definidos serán publicados aquí para disfrute del personal ;). Aparte, estoy pensando en hacer mini-reseñas de juegos retro, así pequeñicas y poco pesadas… ya veremos como se tercia la cosa.

Sin más, nos vemos dentro de poco, una vez que esté más libre de carga estudiantil. Volveré(mos) con la continuación de La no tan bonita historia de Sega y unos cuantos juegos indies si los libros no me asesinan por el camino ^^.

Estudio en la U. De Sevilla, por si alguien no lo sabe XD.

Que les vaya bien (L).

Exámenes, exámenes, exámenes.