Kill the attacking aliens (Retro-review de Philips Videopac)

Los que me seguían en mi antiguo blog quizás recuerden que realizaba análisis junto con Jumafas sobre juegos de las consolas Philips Videopac; pues bien, dicha sección ahora tendrá cabida aquí, en Soy un Jugón. Para los que no las conozcan, Videopac 7000 y Videopac G7400 (ambas sucesoras de Magnavox Odyssey) son dos consolas de primera y segunda generación, contemporáneas de otras como las míticas Atari 2600 o Colecovision, así que no se asusten cuando hable de las bondades de los juegos que les voy a comentar, porque tienen unas cuantas. Para comenzar con esta segunda etapa de artículos de dichas máquinas, les traigo un juego que fue creado a lo Pier Solar, es decir, una burrada de años despuñes de las muertes de ambos sistemas y lo que viene siendo en 2003 para ser exactos… que les sea leve el salto gráfico y jugable ;P.

Seguir leyendo “Kill the attacking aliens (Retro-review de Philips Videopac)”

Kill the attacking aliens (Retro-review de Philips Videopac)

Refuge (Noonat Games)

En fin, queridos hamijos, me he quedado voluntariamente en paro en lo que se refiere a los textos indie (vamos, que me he largado amistosamente de Nuevebits), y mientras voy buscando algún sitio donde publicar mis cosillas (suponiendo que la pereza no me lo impide, JUAS), dejaré por mi casa algunos escritos que tenía pensado publicar allí . Esto quiere decir que, OH, Gamboi Advans tiene contenido original XO… que les sea leve. Sin más dilación, les dejo con Refuge, un juego corto pero intenso.

A veces las ideas más simples se convierten en algo adictivo. Noonat nos trae un pequeño shooter en flash que te hará recordar algunas de las maravillas retropixeladas de antaño…

Refuge nos pone al mando de un cañón estático escondido en el último refugio humano existente tras una demoledora invasión alienígena, refugio que debemos defender con uñas y dientes a base de disparos a diestro y siniestro a la (literalmente) cascada de alienígenas que intentan acabar con nuestro refugio.

El problema y la gracia que hay para acometer tal empresa es la citada inmovilidad de nuestro avatar, haciendo que debamos girar nuestra nave desde un punto fijo, desde donde deberemos hilar fino al disparar para no acabar siendo destrozados por el enemigo.

La única “ventaja” que poseemos es la de apoyar nuestros disparos en las paredes, así como de destrozar a varios enemigos de una tacada… Aunque seguramente, y para qué engañarnos, en la mayoría de las partidas se acaba teniendo una sensación de horror vacui extraterrestre evidente debido a la ingente cantidad de enemigos que pululan a la vez por la pantalla.

Desgraciadamente, Refuge adolece de falta de sonido (salvo algunos efectos fx), pero es algo perdonable teniendo en cuenta que el juego fue realizado en dos días para una competición indie realizada en “Ludum Dare”.

A pesar de su simpleza y aunque no suponga un concepto de juego para nada revolucionario, gráficamente viene a ser un soplo de aire fresco que bebe de las fuentes (salta a la vista) del por Siempre Inmortal Space Invaders, gracias a ese torrente de invasores extraterrestres pixelados que no dejan de aparecer desde la parte superior de la pantalla, a los cuales deberemos derrotar al más puro estilo del también mítico Missile Command… Pero sin dejar de lado las posibilidades de recrearnos con los combos destrozapantallas de Puzzle Boble. Refuge es diversión en una pequeña dosis, pero diversión de la de antes: De la buena, bonita y encima de todo, gratis.

Se puede descargar desde aquí.

Versión online del juego.

Tumblr de Noonat, creador del juego.

Nota para los que no estéis familiarizados con este tipo de juegos: Tras la descarga y posterior descompresión, para jugar, pinchad en el archivo html, no en el archivo de Shockwave flash ;).

Refuge (Noonat Games)

La no tan bonita historia de Sega (I)

Como seguero que soy, siempre he querido escribir sobre la historia de Sega, compañía que por una parte dio bastantes alegrías, pero por otra penas. Podría empezar desde sus inicios como creadora y exportadora de máquinas recreativas hace décadas, pero no voy a seguir con el orden cronológico establecido. Comenzaré por lo feo, lo oscuro, la época en la que el imperio del erizo se desmoronó estrepitosamente tras haber maltratado a sus fieles durante años. Si lo hago de esta manera es porque quiero terminar los 3 o 4 textos que tengo en mente de manera feliz, con una 16-bits llamada Mega Drive luchando contra su enemiga Super Nintendo, en tiempos en los que podías ser azul o rojo sin tener connotaciones políticas, pero en los que igualmente se desencadenaban terribles conflictos sociales (peleas en el recreo, vamos). Claro que si tu padre se apellidaba Millonetis, siempre podías poseer ese Ferrari llamado Neo-Geo… pero es que Neo-Geo era tan cara que ni siquiera consiguió hacer un poquito de sombra a Super Nintendo y Mega Drive.

Queridos amigos, en este tochito hablo de la historia de una consola que, como otras de su misma compañía, mereció mejor suerte y unos padres menos hijos de puta; pero desgraciadamente, tal y como rezaba el título de la película Una serie de catastróficas desdichas, Sega Saturn tuvo una vida muy accidentada, he aquí un análisis sobre las causas de su jodida vida.

Seguir leyendo “La no tan bonita historia de Sega (I)”

La no tan bonita historia de Sega (I)