Runman: Race Around the World (Mattmakesgames).

Desgraciadamente, el género plataformero está de capa caída. Solo algunos fueradeseries como Mario Galaxy o LittleBigPlanet parecen mantener viva a tan ilustre cantera de juegazos. Runman, por su parte, viene a demostrar que con una idea simple y desenfada se pueden obtener grandes resultados.


Durante la década de los 90 pasamos innumerables horas junto a maravillas como Super Mario World o Sonic 2; pero no nos engañemos, esos tiempos quedan lejos, y en un mundo donde Mirror’s Edge no ha tenido el hueco que merecía, poca cosa se puede hacer. Si algún día las plataformas consiguen revivir, desgraciadamente es algo que no podemos vaticinar, ya que las modas son muy caprichosas… pero mientras, siempre aparecerán pequeños destellos provenientes de tan apagado género.

Ahí es donde Runman: Race Around the World pasa a la acción. Esta maravilla jugable, obra de Mattmakesgames nos manda al estado primigenio del género plataformero, es decir: El “tira p’alante”.

En el juego estaremos representados por un personajillo con pintas de estrella que tiene un único objetivo: El de patearse el mundo a toda pastilla en una carrera en solitario (digamos que Runman es tan chulo que sus rivales se retiraron de la carrera al ver contra quién se enfrentaban…). Para ello, deberá recorrer distintas localizaciones en las que tendrá que llegar sano y salvo al final de cada fase, en las cuales no contaremos ni con vidas ni con barra de energía alguna. Al finalizar cada nivel, se nos otorgará una puntuación que variará en función de la cantidad de enemigos y objetos de los que nos desembaracemos a lo largo de cada recorrido.

Como ya he reseñado antes, lo que me gusta de esta “indiada” es su carácter simple y a la vez resultón. Me explico: Con unas cuantas nociones básicas se obtiene un juego entretenidísimo que en el fondo no pasa del “corre, hostias” (lo que nos recuerda con nostalgia a algunos juegos de cierto erizo azul, snif). Si somos más exigentes, podemos finalizar las fases consiguiendo la máxima puntuación que podamos e intentando ser lo más rápidos posible. Ahí ya seremos nosotros los que libremente decidiremos lo que queremos hacer. Podremos pasarnos el juego como si de una speedrun se tratase y sin complicarnos la vida o bien dedicarnos a tener buenas marcas en cada nivel. Dicho de otro modo, la dificultad la elegimos nosotros en todo momento que se nos presente.

Dejando al margen la parte jugable, es obvio reseñar que Runman: Race Around the World entra por los ojos… y también por los oídos. Al lado de una presentación gráfica con un colorista estilo infantil que rezuma toneladas de Paint por los cuatro costados, gozaremos de una acertada elección de melodías de jazz y blues entre las que se encuentran piezas de genios como Louis Armstrong, lo que consigue crear un ambiente que se puede definir con una palabra: Alegría.

Pero a toda leche.

Página de Mattmakesgames.

Para descargar el juego de manera gratuíta pulsa aquí.

Nota: Una sopa de estrellitas removidas a toda velocidad con tu cuchara.

Artículo publicado originalmente el día 23 de Octubre de 2009 en Nuevebits.

Anuncios
Runman: Race Around the World (Mattmakesgames).

3 comentarios en “Runman: Race Around the World (Mattmakesgames).

  1. Me alegra que te guste Juma :D. La verdad es que a mí me trae un cierto regustillo a los Sonic, solo que en este juego el personaje va claramente dopado y no necesita Spin attacks la mayoría de las veces XD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s