La mini-saga Rhythm Tengoku (Retrospetiva… y no tan retrospectiva)

rtpo

La verdad es que creo que la originalidad en el mundo de los videojuegos ha ido descendiendo conforme han mejorado las prestaciones de las diferentes consolas. Sin embargo, esta serie de juegos nintenderos pegó un puñetazo en la mesa hace algunos años en Game Boy Advance, el cual afortunadamente se vio traducido en una continuación para su hermana Nintendo DS. Les presento a Rhythm Tengoku y Rhythm Tengoku Gold (Rhythm Paradise en Europaland).

Seguir leyendo “La mini-saga Rhythm Tengoku (Retrospetiva… y no tan retrospectiva)”

Anuncios
La mini-saga Rhythm Tengoku (Retrospetiva… y no tan retrospectiva)

Cosas que deberías leer al menos una vez en la vida (I).

La verdad es que nunca me llamó la atención la realización de posts recomendando lecturas ajenas, ya que siempre me han parecido una forma de peloteo innecesario (aparte de que a Adol le provocan subidas de colesterol)… pero por otra parte, me agradará saber que puede haber un alguien que no haya leído un texto al que yo sí que he tenido acceso y que puede que acabe siendo de su agrado.

Que quede claro que dichos escritos no tienen por qué ser actuales, sino puede que incluya palabras que ya han caído demasiado bajo en algunos blogs y que merecen ser (re)leídas:

– Los que me leáis en Soy un Jugón sabréis que he escrito esta semana un artículo sobre las notas. Pues bien, gracias a GredXII he llegado a una entrada suya hablando sobre las mejores  calificaciones que se han dado en Famitsu a lo largo de la historia. No supone un gran artículo de reflexión, pero me resultó bastante interesante por el hecho de conocer la manera tan peculiar de puntuar que tiene una de las publicaciones con más solera del mundo de los videojuegos. Por Dios, que hasta ayer no sabía que Nintendogs tenía un 40/40 XD.


– El gran Vecin nos trajo hace algunos meses el que para mí es uno de sus mejores tocho-artículos, el cual se enmarca dentro de su serie “Las máquinas que nos hacen soñar”. En este caso escribió un agradable texto a la altura de la consola sobre la que nos habló: SNK Neo-Geo.

Mannequin, compañero mío en Nuevebits ha escrito recientemente un interesante análisis sobre el renacido género de los beat ‘em up, al cual dedica un análisis en el que muestra sus convicciones y cosas que él cree que se pueden mejorar dentro de los juegos de lucha. La verdad es que tiene unas cuantas ideas que más de uno creerá discutibles, pero no por ello deja de ser interesante.

– Vía Indie Games llegamos a un post de Game Career Guide en el que se nos muestran lo que conlleva el paso de ser desarrollador independiente de videojuegos a trabajar en una compañía de mayor calibre (aviso a navegantes: Está en inglés).

– Para terminar y entrando un poco en mis aficiones, Gonzalo Vázquez, que para mí es una institución de las letras baloncestísticas, nos trae un pedazo de artículo que habla de la formación que ha seguido Phil Jackson hasta llegar a lo que es hoy día.

¡Que los disfruten!

Cosas que deberías leer al menos una vez en la vida (I).

Parsec 47 (Kenta Cho)

Si te gustan los juegos independientes y no conoces a Kenta Cho es que vives en otro mundo, así de tajante (y chulo :D) soy. Hoy te brindamos uno de los shooters que este artista de lo abstracto nos ha regalado a lo largo de su trayectoria.

ABA Games no pierde el tiempo creando polladas varias como hacen las third parties con Nintendo DS, no. El estudio independiente de Kenta Cho reliza auténticas virguerías de lo jugable, y entre tales obras se encuentra Parsec 47, uno de los múltiples shooters a los que ha dado vida tan gran genio de lo jugable y lo visual.

Pero che, querido lector, no vendamos humo,  Parsec 47, el juego que hoy nos ocupa, no es una obra revolucionaria ni nada por el estilo pero es un muy buen shoot ‘em up de mecánica clásica y encima es bonito, precioso, diría yo.

No es que yo sea una graphic whore, pero hay buenos juegos que no llegan al estrellato por su bajo nivel de detalle (y porque no tienen una portada en condiciones, pero eso ya es un punto que solo entendemos los más viejos del lugar) y otros que, afortunadamente para nuestra vista, sí.

Parsec 47 (Kenta Cho) Gamboi

Parsec 47 se mueve en las hace un tiempo alegres pero ya cenagosas aguas de los shoots ‘em up verticales “a la antigua”, en el que nuestro cometido no es otro que el de destruir todo enemigo que ose ponerse delante de nuestra nave para, una vez realizada la masacre de polígonos como si de un Dodonpachi* se tratase, recoger la estela que van dejando nuestros ya derrotados rivales; hecho que se traducirá en puntos para nuestro casillero.

Cabe resaltar que la hitbox de nuestro avatar no es demasiado grande y que alguna que otra vez dentro de los niveles de dificultad fáciles, incluso te preguntarás cómo leches no has podido morir entre toda esa maraña de disparos enemigos, que no son otros que los que te fundirán sin piedad si eliges la dificultad para machotes de pelo en pecho pertenecientes a las extinguidas salas de máquinas recreativas. Créeme, si no estás realmente preparado para ello, tanto por el aumento de proyectiles en pantalla como por la velocidad que consiguen alcanzar estos obtendremos una agradable sensación de horror vacui en pantalla bastante mortífera para tus intereses.

Como ya he dejado caer antes, para mí Parsec 47 es como una exuberante rubia con escote pronunciado; que entra por la vista, vamos. Bajo unos diseños simples que no son más que esqueletos de lo que podrían ser máquinas coloridas provenientes de una tarde acompañada de LSD, ABA Games juega con nuestra cabecita tal y como lo harían los juegos de antaño, en los que aquella mancha roja que manejábamos desde una vista cenital era nuestro pedazo de deportivo último modelo; pues bien, aquí se consigue el mismo efecto: Menos es más. Para rematar la faena, tal gazpacho de retropolígonos se ve aderezado con una banda sonora en la que predominan los ritmos electrónicos entre  los que cabe destacar sus acertadísimas composiciones de break beat, muy acordes a lo que vemos en nuestra pantalla.

Disparen y disfruten, pues.

Página web de Kenta Cho.

Descarga Parsec 47 aquí.

Nota de Parsec 47:  Matar a 5 mosquitos de manera consecutiva que te han dado por culo durante una noche de verano (digamos que hay algunos enemigos con forma de dichos insectos :D).

*Sobra decir que Dodonpachi no es poligonal, pero si que incita a masacrar todo engendro enemigo que se precie a morir dignamente.


Artículo publicado originalmente el día 19 de Noviembre de 2009 en Nuevebits.

Parsec 47 (Kenta Cho)

JuMaFaS for the win (200 videopacoins prize).

Siguiendo con la serie de artículos que JuMaFaS y un servidor escribimos regularmente (en el fondo son regularmente irregulares, para que negarlo XD) sobre la consola Philips Videopac, esta vez er Juma nos trae desde su humilde morada el JUEGO DEFINITIVO… pasen y vean. Ni Final Fantasy, ni Fifa 10 ni leches, LA HOBRA se encuentra aquí.

Que les sea leve.
JuMaFaS for the win (200 videopacoins prize).

Recordatorio Worldofgoosiano (2D Boy)

world of goo caja

World of Goo se va haciendo grande. Hace poco celebró su primer aniversario con una iniciativa al estilo “paga lo que creas conveniente por el juego” y aquí vamos a celebrarlo con un recordatorio sobre el juego.

El sector indie ya venía avisando desde hace algún tiempo de lo que era capaz. Cracks como Kenta Cho o Jenova Chen abrieron el camino al público para que obras como la que hoy nos ocupa nos alegrasen la vida con una apuesta simple, arriesgada y descarada como pocas.

World of Goo ha cumplido un año, un año de reconocimientos, beneficios para su ingente equipo programador (2D Boy compuesto por 3 personas), horas de juego incansables, agradables comidas de cabeza para los jugadores, niños alemanes enfurecidos viendo como una sarta de bolitas pegajosas se iban al garete en sus ordenadores…

Nacido de una iniciativa en http://experimentalgameplay.com/, Kyle Gabler y Ron Carmel propusieron  un puzzle que jugaba con influencias fisico-arquitectónicas de una manera adictiva a más no poder. Nuestro objetivo en el juego no era otro que el de alcanzar una altura predeterminada mediante una serie de bolas con las que podíamos formar una estructura para alcanzar dicha meta. Había nacido el por entonces llamado Tower of Goo, del cual podéis probar una demo en su estado primigenio en la página de sus creadores.

Con el tiempo el juego fue evolucionando hasta  conseguir alcanzar su reconocido status actual y, salvando las lógicas diferencias de actuación en ambas obras, poder ser considerado el Lemmings de la actualidad; me explico, World of Goo, por su estructura, nos propone una obra en la cual nosotros, como persona-Dios que maneja el cotarro, debe organizar a una serie de individuos interdependientes entre sí con una serie de características que los diferencian y clasifican en pos de una meta común. En el caso de Lemmings, eran los distintos tipos de leminos los que debían acatar nuestras órdenes(picapedrero, “paraguas-caidista”, portero de discoteca, etc.) para ser guiados hsata el final de cada nivel, y de paso, evitar su suicido colectivo.

Pero no solo del modo “historia” vive World of Goo, como aliciente y recompensando nuestra pericia, con las bolas de goo que nos hayan sobrado al acabar las distintas fases, podremos edificar una torre de bolas de goo que competirá con otras a lo largo y ancho del mundo. Cabe reseñar que, como suele pasar con este tipo de iniciativas, ya hay un nutrido grupos de viciados al juego que han llegado a levantar torres de monstruosas proporciones. Aquí os dejo un ejemplo de ello.

Aunque no sea precisamente lo más llamativo dentro de este tipo de títulos (¿quién dijo que Tetris necesitase un argumento que fuese mucho más allá del juego?), tengo que realizar una pequeña reseña sobre su trama. Lejos de conformarse con una simple historia, 2D Boy dotó a World of Goo de una serie de elementos que consiguen potenciar la historia goo de manera simple pero magistral, desgranando poco a poco los entresijos y evolución de las criaturillas conforme avanzamos  en nuestra goodisea (sí, es un juego de palabras bastante malo).

Si a todo lo dicho sumamos un tratamiento artístico excepcional tanto en lo gráfico, donde nos encontramos con unas alegres 2D realizadas únicamente con aplicaciones de tipo open source, como en lo sonoro, donde predomina la influencia de varias BSO’s cinematográficas e incluso retrojueguiles, no podemos calificar a World of Goo con ningún otro calificativo que no sea”obra maestra”. Es por ello que nos ahorramos el ponerle nota numérica.

De ustedes depende el probarla en cualquiera de sus versiones… o no (en este último caso estarán cometiendo un craso error).

2D Boy http://2dboy.com

Cómo era originalmente World of Goo: Tower of Goo (demo jugable mediante descarga directa, para hacerla funcionar hay que hacer click en tog.exe).

Nota: Una bolsa de gominolas con sabor a Coca-Cola bien repleta. Así tendrás un montón y nunca te cansarás de ellas.

Artículo publicado originalmente el día 7 de Noviembre de 2009 en Nuevebits.

Recordatorio Worldofgoosiano (2D Boy)

Post I.T. (Petri Puho)

¿Quién dijo realismo ayudado por una mastodóndica TV Full HD? Petri Puho, nombre que no os dirá mucho pero que fue el creador del gran Crayon Physics Deluxe, nos brinda un pequeño juego en forma de shoot ‘em up pixelado a más no poder.

Fight!
En Post I.T., aunque no lo parezca (pero eso da igual, en los juegos de los 80 las naves de Star Wars eran manchas y a la gente no les sangraban los ojos) encarnamos a Moss, uno de los personajes de la gran serie de televisión “The I.T. Crowd”, al cual unos extraterrestres invasores han matado a su novia (¿extraterrestres invasores? ajajá, lo habéis adivinado: Space Invaders al poder). Tras la catástrofe, los Dioses le acaban prometiendo a Moss que le traerán a su amada moza si consigue acabar con unos cuantos alienígenas de turno.

El sistema de juego es simple, no es más que un shoot ‘em up en el que, cual tanda de Final Bosses que pasan a ser enemigos normales, se juega en una modalidad 1 contra 1 en el que nos enfrentaremos a una serie de alienígenas (éstos son valientes, es decir, que no vienen a zurrarnos en pandilla como sus ancestros) que van apareciendo de forma aleatoria desde el margen derecho de nuestra pantalla.

Aparte, incluso teniendo cinco de miopía como yo, cabe reseñar que lo que más llama la atención del juego es la estética que nos presenta, con una pantalla formada a base de pixe-post its con maneras invadercallejeras y cuya influencia se personaliza en el increíble trabajo de Jared Tarbell. Para rematar, este espectáculo visual es representado con un colorido simplemente alegre que se va moviendo al son de un efecto stop-motion . Tengo que aclarar que Post I.T. no supone una revolución jugable que os hará pasar horas pegados a la pantalla, ni mucho menos, pero provoca una agradable sensación añeja que te mantendrá entretenido un buen rato matando marcianitos uno por uno.

Descarga el juego desde la página del autor.

Página personal de Petri Puho/Kloonigames.

Nota: Un Mc Chicken. Sabes que entra por la vista por la pinta y el sabor que tiene, pero que en el fondo solo llena el estómago y no acaba siendo tan bueno para tu organismo.

Artículo publicado originalmente el día 24 de Octubre de 2009 en Nuevebits.

Post I.T. (Petri Puho)

Runman: Race Around the World (Mattmakesgames).

Desgraciadamente, el género plataformero está de capa caída. Solo algunos fueradeseries como Mario Galaxy o LittleBigPlanet parecen mantener viva a tan ilustre cantera de juegazos. Runman, por su parte, viene a demostrar que con una idea simple y desenfada se pueden obtener grandes resultados.


Durante la década de los 90 pasamos innumerables horas junto a maravillas como Super Mario World o Sonic 2; pero no nos engañemos, esos tiempos quedan lejos, y en un mundo donde Mirror’s Edge no ha tenido el hueco que merecía, poca cosa se puede hacer. Si algún día las plataformas consiguen revivir, desgraciadamente es algo que no podemos vaticinar, ya que las modas son muy caprichosas… pero mientras, siempre aparecerán pequeños destellos provenientes de tan apagado género.

Ahí es donde Runman: Race Around the World pasa a la acción. Esta maravilla jugable, obra de Mattmakesgames nos manda al estado primigenio del género plataformero, es decir: El “tira p’alante”.

En el juego estaremos representados por un personajillo con pintas de estrella que tiene un único objetivo: El de patearse el mundo a toda pastilla en una carrera en solitario (digamos que Runman es tan chulo que sus rivales se retiraron de la carrera al ver contra quién se enfrentaban…). Para ello, deberá recorrer distintas localizaciones en las que tendrá que llegar sano y salvo al final de cada fase, en las cuales no contaremos ni con vidas ni con barra de energía alguna. Al finalizar cada nivel, se nos otorgará una puntuación que variará en función de la cantidad de enemigos y objetos de los que nos desembaracemos a lo largo de cada recorrido.

Como ya he reseñado antes, lo que me gusta de esta “indiada” es su carácter simple y a la vez resultón. Me explico: Con unas cuantas nociones básicas se obtiene un juego entretenidísimo que en el fondo no pasa del “corre, hostias” (lo que nos recuerda con nostalgia a algunos juegos de cierto erizo azul, snif). Si somos más exigentes, podemos finalizar las fases consiguiendo la máxima puntuación que podamos e intentando ser lo más rápidos posible. Ahí ya seremos nosotros los que libremente decidiremos lo que queremos hacer. Podremos pasarnos el juego como si de una speedrun se tratase y sin complicarnos la vida o bien dedicarnos a tener buenas marcas en cada nivel. Dicho de otro modo, la dificultad la elegimos nosotros en todo momento que se nos presente.

Dejando al margen la parte jugable, es obvio reseñar que Runman: Race Around the World entra por los ojos… y también por los oídos. Al lado de una presentación gráfica con un colorista estilo infantil que rezuma toneladas de Paint por los cuatro costados, gozaremos de una acertada elección de melodías de jazz y blues entre las que se encuentran piezas de genios como Louis Armstrong, lo que consigue crear un ambiente que se puede definir con una palabra: Alegría.

Pero a toda leche.

Página de Mattmakesgames.

Para descargar el juego de manera gratuíta pulsa aquí.

Nota: Una sopa de estrellitas removidas a toda velocidad con tu cuchara.

Artículo publicado originalmente el día 23 de Octubre de 2009 en Nuevebits.

Runman: Race Around the World (Mattmakesgames).