Falsas apariencias, muerte y justicia en “Hamlet” y “Los canallas duermen en paz”

Esta cosita fue en su día un trabajo (ahora retocado levemente) para una asignatura que tuve que cursar de un máster bastante inútil y que fue publicada primero en Internet en casa de Neojin. Soy perfectamente consciente de que esto es un tocho de más de 2000 palabras, así que si llegas hasta el final habiendo leído todo házmelo saber, más que nada porque te querré por toda la eternidad. Por cierto, si no has catado ninguna de las dos obras de las que hablo ya te estás poniendo. De nada :).

Falsas apariencias, muerte y justicia en “Hamlet” y “Los canallas duermen en paz”

1. Introducción.

Por todos los amantes del cine de Akira Kurosawa es sabida su predilección por literatos del mundo occidental del calibre de Máximo Gorki o Fiódor Dostoyevski, llevando a la gran pantalla adaptaciones de diversas de las obras de estos grandes maestros. Otro de sus autores fetiche fue sin duda William Shakespeare, del cual también bebe de manera considerable, realizando adaptaciones como su El Rey Lear bajo la forma de Ran (Kurosawa, 1985) o Trono de Sangre (Kurosawa, 1957), basada en otra tragedia shakesperiana como Macbeth.

Seguir leyendo “Falsas apariencias, muerte y justicia en “Hamlet” y “Los canallas duermen en paz””

Falsas apariencias, muerte y justicia en “Hamlet” y “Los canallas duermen en paz”

Bayonetta

bayonetta2

Cuando uno se enfrenta por primera vez a Bayonetta no sabe la torta con la mano abierta que va a recibir al poco de comenzar a jugar. De  hecho las guayas empiezan a volar antes de que nos demos cuenta, ya que esta maravilla de Platinum nos sitúa en un espectacular prólogo in media res, donde haremos nuestros primeros pinitos en el arte de disparar desde la altura que dan unos buenos taconazos mientras vamos en caída libre. Así, a pelo.
Seguir leyendo “Bayonetta”

Bayonetta

Hey, biatches.

Lo sé, hace tiempo que no subo nada por  estos lares. Mal, muy mal por mi parte, más aún cuando este blog quedó relegado hace tiempo a ser un simple trastero de todo lo que escribo por ahí.

Para el que todavía no lo sepa, ahora escribo en El Pixel Ilustre junto a los Kirkis y cía, y la verdad es que allí se está muy calentito. El caso es que ya es hora de que vuelva a poner cosillas por aquí aunque no dejen de ser copypasteos para salvaguardar la memoria en caso de (Allah no lo quiera) suceda un holocausto ilustre, aparte de para traeros mis textos en el caso de que no os paséis por mi no tan nueva casa (Y ESO ESTARÍA MUY MAL).

Sin más, si todavía queda algún incauto lector por aquí, nos vemos por el Internés ;).

Hey, biatches.